Cómo limpiar bien una mampara de baño o ducha

¿Estás pensando en darle un aire nuevo a tu baño? Seguro que has pensado alguna vez en cambiar tu antigua bañera por un práctico plato de ducha, mucho más funcional y minimalista. Además podrás elegir entre una gran variedad de mamparas que le den a tu baño un toque moderno y elegante al mismo tiempo. 

El uso de las mamparas de baño se ha impuesto en la decoración de los últimos años, sin embargo, hay que saber que la dureza del agua y el uso de los jabones pueden ensuciar el cristal y requieren de un mantenimiento para que realmente dejen tu baño lucir como el primer día. Para ello, te daremos unos consejos y pequeños trucos de como limpiar bien una mampara de baño.

Cómo limpiar una mampara con tratamiento antical

Depende del material que vayas a elegir para tu mampara, tendrás que aplicar un mantenimiento u otro. Las mamparas de baño actuales tienen aplicado un tratamiento antical, y no se debería usar ningún producto específico con elementos químicos agresivos, puesto que eso puede producir el efecto contrario a lo que buscamos y eliminar el tratamiento. 

Lo mejor para limpiar una mampara con tratamiento antical es usar una espátula de goma o bien una esponja que seguramente te podrán dar al comprar la mampara para que se eliminen los restos secos que queden en ella. 

El mejor mantenimiento que podemos hacer es limpiar la mampara después de cada uso, evitando quedar gotas de agua en el cristal, aunque sabemos que es lo más difícil y en familias numerosas es aún más complicado si cabe.

Si la mampara no tiene aplicado el tratamiento antical, solo tienes que comprar una de las muchas marcas existentes en el mercado, aplicando el producto sobre la superficie limpia y seca, y posteriormente repetir las veces que indique el fabricante para que quede toda la superficie homogénea, dejando reposar igualmente el tiempo indicado por cada fabricante. Así obtendremos una mampara de baño con un cristal mucho más deslizante y por lo tanto repelente a la cal del agua.

Consejos caseros para limpiar la mampara de ducha

Si tras probar lo anterior no consigues tener la mampara limpia, lo primero que te vamos a recomendar son unos pequeños consejos caseros para que la mampara de baño pueda lucir perfectamente;

1.  Mezclar bicarbonato de sodio y vinagre blanco

El primero quizás suene un poco extraño, pero la mezcla de dos sustancias poco comunes puede hacer que el cristal quede como el día que te instalaron la mampara. Debes mezclar bicarbonato de sodio y vinagre blanco, su consistencia ha de quedar un poco espesa, y cubrir con esta mezcla la totalidad de la mampara. Normalmente deberías extenderlo con una pequeña espátula con medio dedo de espesor y dejarlo reposar 15 minutos, posteriormente con la misma espátula, retirarlo por completo, si queda algún resto, utilizar un trapo, gamuza o esponja húmeda y dejar el cristal totalmente limpio.

2.  Mezclar vinagre blanco y agua caliente

Como segunda opción algo menos pastosa pero igual de efectiva, es usar el vinagre blanco y agua caliente. En este caso debemos calentar un vaso grande de agua y verter un dedo de vinagre, después lo rociamos sobre la mampara y lo dejamos actuar durante unos 20 o 25 minutos. Posteriormente, solo tenemos que aclarar y procedemos a secar con un paño o bayeta y volveremos a disfrutar de una mampara de baño para cualquier foto de catálogo. 

3.  Usa zumo de limón

El último pequeño truco que te ofrecemos es otro producto casero y fácil de conseguir que también te ayudará a limpiar la cal de una mampara y de restos de gel que pueda tener. 

Para ello solo tienes que exprimir el zumo de limón y mezclarlo con una pequeña porción de agua y así no perderá su esencia y sus propiedades. A ser posible utiliza un spray y extiéndelo por él cristal dejando que haga efecto durante unos minutos y a continuación retirar con una esponja.

Cómo limpiar el resto de piezas de la mampara

La limpieza de la mampara de ducha no se basa únicamente en el cristal, si la mampara elegida tiene perfiles, estos necesitan una limpieza cada cierto tiempo, al igual que la zona de los rodamientos, que también requiere su mantenimiento. Esto es necesario para que no se obstruyan y el carril pueda deslizar bien. 

Para la perfilería bastará con escoger uno de los muchos productos que existen en el mercado y aplicarlo con un paño, dejándolo actuar durante el tiempo que especifique el fabricante, para luego secar. 

Para el caso de los rodamientos lo mejor es usar unos cepillos o brochas para limpieza de toda la superficie y si subimos de nivel, la situación perfecta sería usar la vaporeta, ya que el agua caliente lo deja todo siempre perfecto.

Cómo desmontar una mampara de ducha para limpiar

Pasar a un siguiente nivel, cuando no se haya podido limpiar la mampara en mucho tiempo, (pongamos por ejemplo que la vivienda lleva mucho tiempo sin usarse) y el desgaste por no usar la ducha o bañera es evidente, en este caso no quedaría más remedio que proceder a desmontar la mampara y nosotros te explicamos brevemente cómo desmontar una mampara de ducha para limpiar.

  • Para ello habría que empezar por retirar la silicona de la mampara mediante una espátula dura. Tendríamos que rascar con cuidado para retirar la silicona interior y exterior. 
  • Posteriormente tendríamos que quitar los tornillos que agarran la mampara a los perfiles y fijaciones al igual que extraer los rodamientos.
  • Una vez realizado el proceso más delicado, podrás proceder a aplicar cualquiera de los consejos que te hemos indicado anteriormente y con el mismo cuidado que has desmontado la mampara de ducha, volver a realizar el proceso inverso. Aún así, tenemos otro artículo donde indicamos más extensamente cómo desmontar las puertas correderas de una mampara de baño.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00
error: Content is protected !!
Abrir chat