Qué tener en cuenta antes de la instalación de una Mampara de Baño

Instalación de Mamparas de Baño: Qué tener en cuenta

Cómo instalar una mampara de ducha no deja ser una labor que podemos encargar a un profesional del sector y asegurarnos que nos la instalan sin problemas, o bien si somos unos manitas, nos gusta y se nos da bien estos trabajos, podemos aventurarnos e intentar nuestra propia instalación de mamparas de baño

Además de hacer el trabajo a nuestro gusto, tendremos la satisfacción de haberlo hecho  por nosotros mismos (con el ahorro que eso supone y que hace que se nos escape una sonrisilla). Por supuesto montar una mampara de ducha es un proceso en el cual tendrás que seguir fielmente las indicaciones que facilita cada fabricante para que cumpla su finalidad, que es garantizar la estanqueidad de la ducha.

Cómo instalar una mampara de ducha

Empecemos por la ducha, el cambio de la típica bañera a un moderno plato de ducha. Evidentemente para gustos se hicieron los colores y cada uno tiene sus propios proyectos. En algunos casos se ponen platos de ducha normales y básicos, en otros se adaptan platos de resina sin ningún borde, más minimalistas, o simplemente se “fabrica” un suelo o superficie con desagüe que será la nueva ducha. 

Existen algunos casos en los que se adapta una ducha de hidromasaje o ducha efecto lluvia o también se instalan cabinas. En cualquier caso, la opción que elijas llevará consigo una mampara. Vamos a explicarte cómo instalar la nueva mampara de ducha.

1.    Elegir las herramientas adecuadas

Lo primero que tenemos que hacer es algo tan obvio como necesario, comprobar que el kit de instalación está completo y los elementos que se indican, se encuentran en buen estado. Para eso procedemos a revisar todos los elementos, con el fin de que no falte nada cuando hayamos iniciado la instalación de la mampara de baño

2.   Revisar anomalías y ver instrucciones

Si existe alguna anomalía deberás contactar con el vendedor para que pueda subsanar el error antes de la instalación.

Seguidamente deberás ver el manual que adjunta y ver las imágenes que suelen aclarar bastante la forma en la cual quedará finalmente la mampara.

3.   Fijar los perfiles

Una vez ya estamos metidos en materia, lo primero que tenemos que hacer es presentar el perfil metálico en la pared para ver la posición que ocupará, debe quedar lo más recto posible y lo más recomendable para esta labor, es utilizar un nivel. En caso de no tener el nivel, si tenemos suerte de que el dibujo de la pared nos acompañe, podemos poner el perfil lo más recto posible. 

Podemos marcar con lápiz o rotulador la zona en la que finalmente se harán los taladros. Tras estar seguros, podemos hacer los agujeros que anteriormente hemos marcado con el taladrador tanto en la pared como en el perfil metálico. 

Cuando realizamos los agujeros es momento de insertar los tacos donde posteriormente fijaremos de forma definitiva los perfiles, utilizando los tirafondos que se facilitan en el kit de instalación.

4.   Encajar el cristal

Posteriormente lo siguiente que tenemos que hacer es encajar el cristal y realizar la sujeción con el perfil superior, anclando este, al perfil que anteriormente hemos fijado a la pared. Para este paso sería importante usar de nuevo el nivel, ya que es verdaderamente necesario dejar recta la parte superior.

Para acabar este paso, deberemos tapar todos los tornillos que hemos usado mediante los embellecedores que nos han facilitado en el kit.

5.   Colgar la hoja corredera

Ahora llega el momento de colgar la hoja corredera sobre la misma guía superior que ha sido la última pieza que hemos montado y que además ya suele venir con los rodamientos ya instalados. Esta pista nos da la solución de saber qué parte estará en el interior y cual en el exterior. 

6.   Montar las juntas de estanqueidad

Después vamos a montar las juntas de estanqueidad. Existen modelos de alta gama que incluyen gomas de tipo imán para que el cierre de la mampara sea lo más ajustado, y tambien se montan en la parte inferior, zona en la que debemos estar seguros de que la mampara está lo suficientemente recta y se ajusta bien para que el agua no pueda salir y haga tope con la junta. 

Si en algún momento observas alguna diferencia en las juntas, no te preocupes, no debes volver a empezar, puede que la mampara esté desajustada por los rodamientos, por lo que deberás revisarlos y reajustarlos. Los rodamientos dan un margen de maniobra y pueden ajustarse levemente para que el ajuste sea exacto entre las hojas.

7.   Últimos detalles

Llegamos al final de la cómo instalar una mampara de ducha, momento en el cual solo queda por dar los últimos retoques. Ahora es cuando sellamos los márgenes de la mampara con silicona. El tipo de silicona que utilizamos para estos casos debe ser anti-moho, y así podrá resistir a la humedad y al paso del tiempo en dichas condiciones. 

Se debe aplicar tanto a la zona baja de la mampara como a la zona vertical que une el perfil con la pared. El toque final es colocar el tirador o los tiradores, usando los tirafondos que el fabricante facilita para el modelo elegido.

A partir de aquí, si todo ha salido bien, podremos disfrutar de una mampara que decora nuestro baño y la satisfacción de una instalación de mampara de baño propia.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00
error: Content is protected !!
Abrir chat