Trucos para saber cómo blanquear las gomas de la mampara

Cuando compramos una mampara de baño y la instalamos en lugar de una cortina, es porque evidentemente el baño luce mucho mejor con la mampara, su aspecto es mucho más moderno y da la sensación de que el baño está completo.

Sin embargo, hay un dato en su contra que no nos planteamos al instalarla, y es el mantenimiento de una mampara. Para que la mampara de baño pueda lucir como el primer día, transparente y lisa, (cosa que nos encanta), hace falta que tenga un mantenimiento periódico.

¿Qué tipo de mampara se ensucia menos?

Los principales enemigos que tiene una mampara de ducha son la cal y el moho. Cualquiera de estos dos elementos, si se incrustan en una superficie durante un tiempo y no se limpia, acaba estropeando su funcionamiento. 

Quizás una de las primeras soluciones a la hora del mantenimiento de una mampara es hacer una buena elección en la compra, elegir una mampara de panel fijo, sencilla, simple, aunque al mismo tiempo moderna, como por ejemplo puede ser el modelo ARCOIRIS.

Esto favorece bastante una limpieza fácil, ya que no tiene elementos de rozamientos ni juntas que complican su mantenimiento.

Al contrario, si elegimos una mampara de apertura corredera, aunque nos permite tener otras funcionalidades, el mantenimiento se complica algo más, ya que existen rodamientos, perfiles con movimientos y piezas que sufren un desgaste, que necesitan una limpieza periódica para poder aguantar en el tiempo sin que tengamos que hacer una sustitución frecuente de la pieza.

Por qué se ensucian las juntas de goma de una mampara 

Las juntas de las mamparas son uno de esos sitios donde el jabón, la cal o el moho se acumulan, cambiando su color de blanco a un amarillento feo, que le da un aspecto bastante pobre. Entonces, ¿cómo blanquear las gomas de la mampara?.  La solución en este caso es una limpieza periódica.

Las juntas de goma las hay de varios materiales, aunque normalmente los más habituales son PVC y EVA

La mejor recomendación con las juntas de goma es no utilizar productos de limpieza que sean agresivos, ya que probablemente el efecto que pueden producir es un desgaste acelerado y un envejecimiento rápido de la goma con un color amarillento bastante desagradable.

El contacto de las gomas con los productos químicos como jabones y desinfectantes son los causantes de la retención de la humedad por el contacto permanente con el agua, o incluso, la luz incidiendo sobre la misma goma, producen la pérdida de las características principales de las juntas

Lo más común es que haya que sustituirlas cada cierto tiempo para evitar males mayores en el global de la mampara de baño. La inversión en juntas de goma es mucho menor si se hace de forma paulatina que si dejamos pasar el tiempo, produciendo que el deterioro sea mayor.

Limpieza y blanqueamiento de las juntas de la mampara

Vamos a ver cómo blanquear las gomas de la mampara, lo primero que debemos tener en cuenta en el momento de limpiarlas son los productos que vamos a utilizar. Lo más recomendable es utilizar limpiadores que no contengan lejía para no dañarlas, como por ejemplo un jabón neutro

Además, también necesitaremos un cepillo de dientes para frotar las manchas y un trapo para secarlos. Una vez que hayamos decidido el limpiador que vamos a emplear, tendremos que retirar la goma para limpiarla mejor. 

Finalmente, tras haberla dejado secar y actuar el producto, tendremos que secarlas con un paño húmedo. Es recomendable que realicemos este proceso al menos una vez al mes para mantener su funcionalidad y mantener el blanqueamiento de las gomas de la mampara

Si nos encontramos con una goma un tanto frágil o cuarteada, posiblemente se rompa en breve, por lo que quizás en ese momento lo mejor que podemos hacer es cambiarla por una nueva y en el futuro ser más constante en la limpieza.

Cuándo sustituir las gomas de la mampara 

Como ya hemos mencionado, si nos encontramos con unas manchas un tanto resistentes o con unas gomas muy desgastadas será necesario cambiar las gomas de la mampara. 

Otro caso en el cual también debemos cambiar las juntas de goma, es cuando notamos una pérdida de agua y por lo tanto la pérdida de funcionalidad de la mampara.

Esto es más normal de lo que parece y en este caso debemos pedirle al fabricante unas gomas que correspondan a nuestro modelo o bien acudir a una tienda especializada. 

Si la mampara tiene unas medidas estándar, posiblemente será fácil encontrar las gomas para quitar las antiguas y poner las nuevas. Sin embargo, si la mampara es a medida, probablemente tendremos que comprar la goma con una medida superior y proceder a cortar con el cúter la parte sobrante para cubrir todo el perfil de nuestra mampara de baño completamente. El proceso es sencillo y no nos llevará demasiado tiempo.

Además, debemos tener en cuenta que, aunque la mampara sea antical y no tenga manchas visibles, tendremos que limpiarla en profundidad ya que la humedad acabará deteriorándola. 

Si tienes cualquier duda o necesitas más información sobre cómo blanquear las gomas de la mampara o si necesitas asesoramiento o tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00
Finalizar Compra
error: Content is protected !!
Abrir chat